3 importantes tips de liderazgo para las mujeres

Conoce la visión que tienen cuatro directivos de empresas internacionales y locales sobre el papel de las mujeres en el mercado laboral.

A pesar de que en los últimos años la equidad de género ha comenzado a ganar un importante terreno en el mundo corporativo, el camino por recorrer aún es largo. La brecha salarial y el sesgo que se refleja en los puestos de liderazgo todavía representan un porcentaje importante, especialmente en América Latina, donde alrededor del 40% de las organizaciones no cuentan con ninguna mujer en puestos directivos.

Para aquellas mujeres que han conseguido superar los obstáculos que dificultan a su género ocupar puestos de liderazgo dentro de sus compañías, la lucha tampoco ha terminado, ya que se trata de profesionales que con frecuencia deben enfrentarse a la lucha contra terribles estereotipos y juicios que las critican más duramente que a sus colegas masculinos.

Dichos prejuicios pretenden presionar a las profesionistas a encontrar un equilibrio a menudo inexistente entre evitar parecer débiles sin resultar agresivas, cuidar su imagen personal sin parecer vanidosas y una larga lista de calificativos. Pero, ¿cómo hacen estas líderes para luchar contra ello?

1. Cómo manejar el discurso

Para todos los líderes, sin importar su género, la comunicación no se trata tanto de lo que se expresa como de la forma en que se hace. El portal Business Insider ha identificado una constante en el discurso de las mujeres líderes estadounidenses, quienes parecen terminar las oraciones en un tono mucho más agudo que el que utilizan al comenzar, lo que se conoce en inglés como upspeak.

Este tipo de entonación responde en gran medida al daño emocional que el exceso de presión puede provocar en algunas mujeres, aunque por desgracia también puede transmitir incertidumbre y falta de confianza en un entorno profesional. La buena noticia es que una vez que identificas que lo estás utilizando es sencillo romper con ello, y adoptar un tono de voz mucho más firme que comunique autoridad.

2. Lenguaje corporal

En entrevista con Business Insider, la experta Amy Cuddy explicó que en medio de una cultura de la desigualdad, las mujeres tendemos a adoptar gestos y posiciones corporales menos dominantes que las de los hombres. Cruzar los brazos con mayor frecuencia, tocar nuestro cuello o encoger los hombros se convierten en conductas tan comunes que a veces son catalogadas incluso como propias de nuestro género, por lo que la experta recomienda evitarlos y adoptar una postura de autoridad más propia de los líderes.

Las mujeres que tienen un mayor éxito en puestos directivos dedican tiempo a realizar actividad física y mantenerse en sintonía con la salud de su cuerpo, ya que el ejercicio también ayuda a controlar las emociones.

3. Promover la inclusión

Para aquellas mujeres que han conseguido romper con el techo de cristal y colocarse en puestos directivos incluso dentro de industrias tradicionalmente dominadas por hombres, mantenerse en una posición destacada en relación a su género puede resultar una experiencia tentadora. Sin embargo, para impulsar la equidad de género es fundamental que las líderes hagan un esfuerzo consciente por apoyar el crecimiento de otras mujeres reconociendo sus derechos y promoviendo su desarrollo personal y laboral.

Fuente: www.expoknews.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X