¿Eres un supervisor? ¿Buscas esa posición? ¿Fuiste empujado de vendedor a supervisor? ¿Es tu próxima expectativa? Cualquiera sea la razón la mayoría de las personas desarrollan habilidades de supervisión dando un paso a la vez.

A medida que trabajas en el desarrollo de tu capacidad de supervisión, estos simples cinco procesos pueden ayudarte a lograr su meta. Pronto te sentirás seguro en tu papel de líder de un equipo ya que sabrás cómo motivar, comunicar, crear equipos, ayudar a enfocarse y lograr objetivos en otros.

Desea

Comienza con tu deseo. Si quieres tener éxito, necesitas apasionarte de tu puesto. Esto es, querer hacer un gran trabajo con las personas que conduces. Si tienes este ingrediente clave, puedes dominar todo el resto porque el deseo está vinculado al compromiso y el éxito.

Comprométete a un curso de acción

Para ser un gran líder, debes adquirir las habilidades que hacen que la gente quiera seguirte. Winston Churchill dijo que: “el liderazgo es hacer que la gente haga lo que el líder quiera porque quieren”. Así que comprométete a tomar el tiempo para aprender y entrenar. Debes estar dispuesto a hacer cambios de vida y cambios en las habilidades que te harán ese tipo de líder.

Evalúa

Haz un balance de lo que quieres ahora. ¿Qué cualidades tienes en este momento que son cualidades de liderazgo? ¿Eres un excelente comunicador… o a veces te cuesta trabajo comunicar? ¿La gente se entusiasta o son reacios a seguir tu directivas? ¿Puede obtener acuerdos y construir consensos? Haz una lista de las habilidades de liderazgo que tienes y de las que quieres desarrollar.

Aprende

Una vez que sabes e identificas dónde quieres mejorar, comienza a aprender esas nuevas habilidades de una en una. Si intentas aprender todas a la vez te sentirás abrumado y seguramente fracasarás o te tomará demasiado tiempo. No te apresures. Tómate el tiempo para observar a los demás y ver cómo lo hacen, pero no trates de imitarlos, tienes tus propias fortalezas y talentos. Aprende tu tipo de personalidad y la forma en que te ayudará a convertirte en un líder que se sienta cómodo y natural.

Lleva a la acción

Crea lo que muchos llaman: “El Club de la Habilidad Semanal” por ti mismo, y durante una semana céntrate en el desarrollo de esa habilidad de liderazgo particular. Lee acerca de esa habilidad cada mañana antes de comenzar el día. Evalúa tu progreso cada noche, para esto debes ser amable contigo mismo. Comprende que los errores son una oportunidad de aprendizaje. En todo caso, analiza el error y encuentra maneras de solucionarlo y hacerlo mejor la próxima vez. El objetivo es ver la mejora de la habilidad a través de la semana

Cuando se toma el aprendizaje de las habilidades de supervisión paso a paso verás lo fácil que es cambiar. Pronto te darás cuenta de que el desarrollo de habilidades viene casi naturalmente: el proceso se convierte en parte de tu semana de trabajo y las habilidades se convierten en parte de lo que eres.