Sin duda era algo que se deseaba desde el comienzo de las negociaciones hace más de un año, por lo que el USMCA tiene contentos a empresarios, analistas y al nuevo gobierno, quienes ven en esto la base para un mayor crecimiento del país.

Ciudad de México.- En medio de un entorno de altas amenazas proteccionistas y una guerra comercial que sigue creciendo entre el gobierno de Donald Trump y China, el nuevo Acuerdo de Estados Unidos, México y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés) tiene un significado mayor.

Para Gabriel Casillas, integrante del Comité Indicador del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), “es un gran acuerdo, en un momento tan álgido, con esta ola de proteccionismo” y sobre todo, porque crea un nuevo marco legal que favorece a los tres países.

Contar “con un marco legal común entre los miembros, ese es el verdadero valor”, señaló el directivo.

En esto coinciden los analistas de Citibanamex, quienes aseguran que “es una buena noticia” la firma del USMCA, “pues reduce una fuente importante de incertidumbre, particularmente en un frente como el comercial, donde lamentablemente las tendencias globales marcan hacia una actitud más proteccionista”.

Contento el nuevo gobierno

Por su parte, Graciela Márquez, próxima secretaria de Economía en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador, señaló la importancia que tiene este acuerdo comercial para poder fortalecer los planes de gobierno y consolidar el crecimiento económico del país.

“Es muy importante que sea un acuerdo trilateral y que eso nos da un marco de certidumbre y estabilidad para el inicio del gobierno electo”, dijo Márquez.

Además, aseguró que el nuevo gobierno está consciente de las oportunidades que ofrece el USMCA y están dispuesto a colaborar para que se materialicen y ofrezca beneficios a todos los sectores de la sociedad.

Así, señaló que buscarán “sacar provecho de ese tratado y sobretodo que la estabilidad que nos brinda el tratado sea un factor para el despegue del programa económico y de las políticas sociales que ha marcado el presidente electo Andrés Manuel López Obrador”, dijo Graciela Márquez en declaraciones que retoma El Financiero.

Sector empresarial satisfecho

En este mismo sentido opinan los representantes del sector empresarial, quienes consideran que el USMCA es un buen acuerdo, con el cual se crean condiciones favorables para fortalecer la competitividad de la región, aunque México tuvo que ceder en algunos temas.

Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), considera que con este acuerdo “ganan todos”, ya que “es un acuerdo balanceado” y que permite que “América del Norte siga siendo competitiva contra otras regiones del mundo”.

Además, para el líder del Cuarto de Junto en las negociaciones de este nuevo acuerdo, “la integración de cadenas de suministro van a tener una certeza”, también en “la parte jurídico-económica hay una claridad hacia adelante y las reglas son claras “.

Sin embargo, reconoce que se tuvo que ceder y por lo tanto hay “algunos costos”, como el hecho de que haya condicionado un componente salarial en el sector automotriz, lo que considera va en contra del “libre comercio”.

Nos encantaría que nuestros trabajadores y nuestras empresas puedan pagar más dinero y el poder adquisitivo crezca, pero en esencia, limitarlo a ciertas producciones, no es libre comercio”, aseguró Kalach.

Pero a pesar de esto y por las exigencias que se dieron durante las negociaciones, el resultado es positivo, ya que “los tiempos políticos nos alcanzaron, pero fueron bien manejados”, lo que originó un acuerdo provechoso para todos, concluyó el líder empresarial.

 

Fuente: www.elsemanario.com